En nuestro Instituto, primeramente procedemos a una anamnesis completa con el objetivo de poder conocer tu motivo de consulta, historia clínica, antecedentes, cirugías y dolencias previas entre otros, profundizando así en tu sintomatología, su repercusión en tus actividades diarias y en tu calidad de vida.

Seguidamente, mediante nuestro innovador sistema de valoración Saló Darder, determinaremos la localización e importancia de tus diversos signos y síntomas como: el dolor y su irradiación, las restricciones de movimiento, acortamientos musculares, inflamación, alteración de las cadenas musculares y bloqueos articulares entre muchos otros. Una vez analizados, estableceremos nuestro diagnóstico para proceder al tratamiento de la forma más eficaz, mediante nuestro dispositivo Physium System®. Dicho tratamiento se divide principalmente en 4 etapas:

 –Fase preparatoria: mediante los brazos fijos ajustables, los cuáles ejercen un masaje profundo abarcando una     gran superficie corporal, con el objetivo de disminuir el tono de uno o varios músculos pertenecientes a una cadena muscular y preparar el tejido para su posterior manipulación.

Fase inhibición-estiramiento: con el objetivo de elastificar y estirar la musculatura en posición de acortamiento. De esta forma, conseguimos dar movimiento en zonas con restricción o hipomovilidad.

Fase de Punto Gatillo: usando una frecuencia más larga, podremos abordar contracturas, puntos gatillo y otros elementos que influyen en tu patología.

Fase final: a lo largo del tratamiento, tu fisioterapeuta irá retestando y valorando de forma continua tu evolución. Al final de la sesión, ahondará en aquellos elementos necesarios con diferentes técnicas como la terapia manual, terapia osteopática o de fisioterapia, punción seca, estiramiento, Dblock u otros según su criterio.